¿Cómo se mide la inflación?

Toda la población está consciente de una manera u otra de la inflación cada año. Esto se debe a que todos notamos con aprehensión que los precios suben mes con mes y los salarios siguen siendo los mismos. Pero, ¿cómo se calcula esta tasa? ¿Qué influye en que suba o baje cada año? ¿Cuáles son las consecuencias? A continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre la tasa de inflación en México.

La tasa de inflación anual es calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Este instituto se encarga de estudiar y medir los Índices Nacionales de Precios (INP). Este indicador se encarga de monitorear quincenal y mensualmente los cambios de precio que sufren los productos más consumidos por los mexicanos.

¿Cómo se mide esta tasa y qué influye en que suba o baje cada año?

El INEGI a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) monitorea la fluctuación de los precios de la llamada canasta básica. Algunos de los productos dentro de esta canasta tienden a subir más de precio que otros, por lo cual a la hora de calcular la tasa, estos productos tienen mayor peso. ¿Por qué unos productos suben más que otros? Los precios de ciertos productos tienden a subir debido a la alta demanda que existe en el mercado actual. Entre estos productos se encuentran:

  • Alimentos
  • Bebidas
  • Ropa
  • Calzado
  • Tabaco
  • Vivienda
  • Servicios básicos
  • Transporte
  • Salud
  • Cuidado personal
  • Entretenimiento

Entre los productos que tienden a tener más peso en el cálculo de la inflación anual se encuentran: la carne de res, la cerveza, los refrescos, la gasolina, el gas natural y LP y la electricidad.

¿Cuáles son las consecuencias de la inflación?

Una de las consecuencia que nos afecta a todos por igual es el incremento de precio de los productos y servicios básicos. Pero más allá de este cambio tan a la vista para todos, según el Lic. José Luis Caballero de El Economista estas son las consecuencias más nocivas:

  1. Afecta la estabilidad del poder adquisitivo
  2. Perturba el crecimiento económico, al elevar los riesgos de los proyectos de inversión
  3. Distorsiona las decisiones del consumo y el ahorro
  4. Propicia una desigual distribución del ingreso, y
  5. Dificulta la intermediación financiera por el efecto que tiene en las tasas de interés
2018-12-03T11:46:28+00:00diciembre 3rd, 2018|Interés|Sin comentarios

Deje su comentario